Servicios que van más allá del mero compromiso en la Conciliación de la vida Personal, Familiar y Laboral de los Empleados en las Empresas

Entrevista de Javier Benavente para Aedipe, Dirigir Personas.

  • Numerosas empresas ya han implementado el Plan Alares 360º con un gran éxito. Es un hecho que Alares es la empresa de referencia en nuestro país en Innovación Social y Responsable y en el cuidado de las personas, ¿a qué se debe vuestro éxito?

La experiencia es un grado, desde luego. En Alares estamos ya desde 1999 prestando servicios a las personas y sus familias, los directivos de Alares tenemos ya más de 25 años de experiencia aportando servicios a las empresas para mejorar la productividad, el compromiso de sus plantillas y la mejora de su marca como empleador; y son ya más de 4,5 millones de personas en España y Portugal las que tienen derecho a utilizar los servicios de Alares en cualquier momento y lugar que los necesiten, pues son ya muchas empresas de todos los tamaños las que lo han implantado para facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de sus empleados y familiares, o para fidelizar a sus clientes y diferenciarse, con grandes resultados.

  • ¿Cuáles son los factores determinantes para que las grandes marcas confíen en vosotros?

Además de la experiencia anterior, fundamental para las grandes empresas, las principales razones por las que las empresas confían en nosotros es porque 1º) somos prestadores directos de los servicios, con personal propio, sin intermediarios ni franquicias, en cualquier lugar, por recóndito que esté, de todo el territorio nacional; y esto es muy importante cuando prestamos asistencia tan sensibles y necesaria para las personas y sus familias, en muchos casos dentro de sus propios hogares; y 2º) porque se amortiza muy rápidamente al influir fuertemente en la reducción del absentismo y, por tanto, mejora de la productividad. Recordemos que, según las encuestas anónimas llevadas a cabo entre trabajadores/as, más del 50% del absentismo viene provocado por problemáticas familiares (niños, personas mayores, enfermos, dependientes,…), alrededor del 18 % por la realización de gestiones relacionadas con su ocio, desarrollo profesional, gestiones administrativas con organismos públicos y consultas profesionales necesarias, y alrededor del 10% por temas relacionados con el hogar y vehículo (compra, alquileres, reparaciones, mantenimiento del hogar y útiles (electrodomésticos, electrónica, informática,…) , ITV, renovaciones carnet conducir, …). Y en todo ello en Alares somos expertos, dando respuesta inmediata y directa para los empleados y sus familiares mientras ellos trabajan, permitiéndoles desarrollar con mayor calidad de vida sus aspectos personales, laborales y familiares.

Premios Nacionales Alares 2015

Queridos amigos:

Un año más, desde Fundación Alares tenemos la satisfacción de abrir el plazo para presentar las candidaturas a los Premios Nacionales Alares 2015, a la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar, y a la Responsabilidad Social.

Para nosotros es uno de los momentos más especiales del año. La IX edición de estos galardones es para Fundación Alares todo un reto para seguir posicionado la conciliación vida laboral-familiar entre la opinión pública. Por este motivo, desde aquí, animo a todas las empresas, instituciones, iniciativas de la sociedad civil, directivos, medios de comunicación, programas audiovisuales, proyectos de innovación y ensayo, universidades, escuelas de negocio, profesores e investigadores a que nos envíen sus propuestas.

Sigue leyendo Premios Nacionales Alares 2015

El valor del cuidado en el hogar: reflexiones sobre la necesidad de la conciliación entre trabajo y familia y la atención a la infancia

El acceso a los Servicios a las Personas y Familias puede significar en la Conciliación de la Vida Personal- Laboral y Familiar y en el bienestar de muchas personas y familias, un papel más que importante.

Esta es una máxima que siempre he defendido, y que tuve el placer de compartir, en calidad de Presidente de AESP, en la reunión de expertos que organizaba The Family Watch, en la sede del Ministerio de Sanidad, Asunto Sociales  e Igualdad, el pasado lunes.

En este encuentro, que se realiza en el marco del XXV Aniversario de la Convención de los Derechos del Niño, desde el enfoque de dar mayor importancia al cuidado de las personas en el ámbito del hogar y en especial al cuidado de los niños, compartí mi punto de vista sobre la necesidad de unos Servicios de Atención a la Persona de calidad.

Recurrir a estos Servicios para hacer frente al día a día, como es el cuidado de hijos, el apoyo escolar, el cuidado del hogar, cuidado de enfermos y personas mayores, es clave. Son unos servicios que la sociedad requiere de manera creciente y que ayudan a la mejora de su calidad de vida y a la conciliación efectiva laboral y familiar.

Por tanto, es necesario que estos sean accesibles y asequibles para la mayoría de la población, así como favorecer una oferta de servicios de calidad capaces de atender estas necesidades de las personas y familias sin importar sus recursos o el lugar donde se encuentren.

Mi principal defensa, y que así expuse en mi intervención, es impulsar el sector de aquellos empleos relacionados con el hogar y cuidados a las personas a través de incentivos fiscales en la contratación de estos servicios para que, igualmente, aflore una gran parte de la economía sumergida en este sector.

Es vital confiar en las empresas de servicios que prestan una gran labor, contribuyendo a la profesionalización de un sector y a emerger la economía sumergida.

La necesidad de una regulación adecuada

De darse una regulación adecuada se beneficiaría considerablemente a que aflore una gran parte de la economía sumergida que existe en este tipo de servicios; evocando el éxito del modelo francés establecido con el Plan Borloo gracias al cual se crearon 500.000 puestos de trabajo en 3 años aumentando en  un 16,73% entre 2005 y 2007, llegando actualmente a unos 2 millones de empleos, mejorando la lucha contra el empleo sumergido, permitiendo aportar ayuda a las personas mayores y con discapacidad y favoreciendo la creación y desarrollo de un sector empresarial generador de empleo.

La economía sumergida y sus soluciones

Tribuna Periódico Nacional Cinco días , Martes 2 de diciembre.

El reciente informe España 2018, que el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) presentó y que ha suscitado un notable interés público, ratifica algunas medidas defendidas desde hace tiempo por la Asociación Española de Servicios a la Persona (AESP) para dinamizar el empleo en España y aflorar parte de la economía sumergida.

Este informe pone de manifiesto que han de materializarse una serie de reformas para mejorar la competitividad de España. Una de las medidas que propone es “incentivar la transición de la informalidad a la formalidad” disminuyendo el atractivo de la economía sumergida tanto para el trabajador como para el empleador.

Otros países han logrado este objetivo mediante la introducción de medidas para reducir la carga fiscal para los trabajadores con menores ingresos, la utilización como medio de pago de cheques de prestación de servicios subvencionando el coste de determinados tipos de empleo y simplificando los trámites de la contratación dentro de la economía formal.

Sigue leyendo La economía sumergida y sus soluciones

Debemos contribuir a mejorar el mundo en el que vivimos

Uno de los principales problemas que tienen las empresas es el absentismo, que afecta directamente a la productividad. Más del  50% del absentismo se debe a temas familiares. Y si se ayuda a los empleados, ese absentismo disminuye y los resultados de la compañía mejoran.  En definitiva, se trata de corresponder al compromiso que tiene el empleado con la empresa con un salario emocional en servicios de atención para él y sus familiares: cuidado físico en caso de enfermedad, fisioterapeuta, acompañamiento a familiares enfermos, profesor particular para sus hijos, psicólogos, médicos, abogados, teleasistencia para familiares dependientes, servicios domésticos, ayuda en la gestión de su diversión y su ocio, y, en general, servicios que ayuden a atender al empleado y lo que más le importa, su familia. Son servicios que muchísimas empresas ofrecen a sus empleados , porque cuando éstas, están comprometidas con ellos, ven que los resultados, a nivel de implicación, compromiso con la empresa y productividad son mejores. A fin de cuentas, no es un gasto, sino una inversión , que hace a las empresas más competitivas frente al resto.

Entrevista en la revista Olé Working Mother