10 años de la Fundación para la Diversidad

Como Presidente de Honor de la Fundación para la Diversidad, me gustaría reconocer el gran esfuerzo diario de cada uno de sus miembros por seguir progresando en materia de diversidad y por conseguir, poco a poco, que convivamos en un entorno de respeto y no discriminación.

Este año es su décimo aniversario. Es la entidad pionera en gestión de la diversidad e inclusión en España. Comenzó su andadura en 2009, cuando en nuestro país se trabajaban casi exclusivamente las dimensiones de género o discapacidad, y no desde un enfoque transversal que tuviera también en cuenta la edad, orientación sexual, origen, religión, etc.

Desde sus inicios, su principal objetivo ha sido promover la no discriminación y, por ende, la inclusión de personas con culturas y perfiles diversos. En estos 10 años ha querido transmitir que la gestión de la diversidad es necesaria, ya que aporta riqueza en innovación, competitividad y eficiencia.

Ya en su primer año de actividad contó con un gran apoyo: 202 empresas se sumaron a la iniciativa del Charter de la Diversidad, carta de compromiso de carácter voluntario que defiende los principios de igualdad, respeto, inclusión y no discriminación. Esta iniciativa se lanzó por el Instituto Europeo de Gestión de la Diversidad y la Fundación Alares, con el apoyo del Ministerio de Igualdad de Oportunidades de España.

Actualmente hay un total de 936 firmantes que perseveran por conseguir entornos laborales más justos e igualitarios, donde la diversidad forma una pieza fundamental.

Estas más de 900 empresas representan a 550.000 trabajadores. La mayoría son pequeñas y medianas, que tienen interiorizada la cultura de diversidad con independencia del tamaño de su organización. Por tanto, una vez que lo firman, se lo comunican a todo el entorno de la empresa con el objetivo de compartir los mismos principios, potenciar la calidad de vida y mejorar el trabajo de las personas.

Si hacemos la estimación por comunidades, las que cuentan con más empresas firmantes son la Comunidad de Madrid y Cataluña, donde más actividad tiene la Fundación. Sin duda uno de los retos a futuro de la Fundación es implantar el Charter de la Diversidad en todos los rincones del territorio nacional.

1 de cada 3 empresas firmantes del Charter conocen a la Fundación a través de otras empresas e instituciones, dato que es muy relevante debido a que muestra que la entidad cumple un papel satisfactorio y de orgullo para muchas de las organizaciones.

En una encuesta que lanzamos en 2018, algunas empresas firmantes del Charter valoraron las actividades de la Fundación, y el análisis desveló que el 76 % consideraba que los estudios que publica son de gran utilidad. Un 65 % afirmaba que las jornadas y actos de la Fundación fueron muy útiles.

Por otro lado, el 60 % declaraba que ser firmante del Charter les ayuda a sensibilizar a sus empleados, clientes y proveedores en materia de igualdad en el empleo y un 53 % que contribuye a mejorar sus conocimientos en gestión de la diversidad.

En el año 2016, de las empresas firmantes encuestadas, tan solo el 10 % afirmaban haber implementado un Plan de inclusión laboral. En 2018 hemos visto una tendencia al alza, ya que la cifra asciende a 27 %. Otro dato impactante es que, en el 2016, el 20 % afirmaba hacer uso de la práctica del currículo ciego, mientras que en 2018 ya un 31 % lo llevaba a cabo. Por último, señalar que de las empresas encuestadas el año pasado, un 80% ha impartido algún tipo de formación específica en la materia a sus plantillas o a parte de éstas, actividad que es esencial para que toda la organización reme en la misma dirección.

Además, cabe destacar que en el año 2018 se incrementó el porcentaje de mujeres contratadas en las plantillas de las empresas ocupando un 40 %, un 70 % incluye la gestión de la diversidad en la misión de su empresa, el 60 % de las empresas realizan actividades que favorecen a colectivos en riesgo de exclusión y el control sobre la posible comisión de actos discriminatorios se realiza en un 80 % por medio de canales de comunicación a los empleados y comités de igualdad, entre otras medidas que ya se están implantando.

En general, las grandes empresas tienen un 18 % de personas extranjeras contratadas, un 0,05 % de personas con discapacidad y el 39 % son mujeres frente al 61 % de hombres.

Por otro lado, en las pymes hay un promedio del 3 % de personas extranjeras, un 4 % de personas con discapacidad y un 51 % de mujeres, frente al 49 % de hombres.

Fundación para la Diversidad también forma parte de la Plataforma Europea de los Charteres, creada en el año 2010, donde intercambia experiencias y buenas prácticas con otros países de la Unión Europea y asiste a reuniones, seminarios, y congresos sobre diversidad. A día de hoy son 24 países los que han implantado el Charter, faltando solamente Chipre, Malta y el Reino Unido en sumarse a esta iniciativa europea.

Los Charteres más grandes son los de Francia, con 3800 empresas, Alemania, con 3010 empresas y España, con 930 empresas. Conocer este dato anima a la Fundación a seguir haciendo las cosas correctamente, ya que el número de organizaciones adscritas en relación con otros países es bastante positivo.

El patronato está formado por: María Eugenia Girón Dávila, Presidente desde 2015, Javier Benavente Barrón, Presidente de Honor y Vicepresidente, y los Patronos Mar Aguilera, Enrique Arce, Jorge Cagigas Villalba, Xavier López, Mercedes Pescador, Maravillas Rojo, Enrique Sarasola, Francisco Vañó y Eduardo Vizcaíno y de Sas.

Entrega de Certificados y Sellos Alares ESR

A principios de abril, Fundación para la Diversidad celebró la jornada “Retos y avances en materia de diversidad cultural en las empresas e instituciones españolas”, en la que se enmarcó, por un lado, la firma de Charter de la Diversidad, y por otro la entrega de Certificados y Sellos Alares ESR, otorgados por la Fundación para la Diversidad y por la Fundación Alares.

Ambas fundaciones trabajan de la mano con un objetivo común: que todas las personas, independientemente del lugar donde vivan o situación social o económica, dispongan del acceso a unos mínimos servicios básicos de asistencia a las personas, que les permitan mantener su independencia y acceder a su desarrollo personal, laboral y social, favoreciendo así la igualdad de oportunidades y la no discriminación por ningún tipo de razón.

Por servicios básicos entendemos que son, precisamente, los que forman parte del certificado Alares ESR, que incluyen al menos la disponibilidad de servicios de ayuda a domicilio gratuita, hasta los límites que cada empresa determine.  Se trata de servicios para el cuidado de niños y niñas, personas adultas mayores y convalecientes, algo que anteriormente hacían las mujeres pero que ahora, con la incorporación de la mujer al mercado de trabajo al igual que el hombre, ha quedado sin una solución.

  • El pasado 8 de marzo se presentaron muchas cifras en relación a la brecha salarial entre hombres y mujeres y la desigualdad de oportunidades. Pero una cifra que me llamó la atención es la referente a la conciliación. El 95% de las personas que se acogen a las políticas de conciliación como, por ejemplo, a jornadas reducidas, son mujeres.
  • Es fundamental unir la conciliación con la corresponsabilidad, por lo que es necesario una gran transformación social y cultural en la que deben participar el Estado, los agentes sociales, las empresas y las familias. Todos tienen que ser capaces de crear políticas de conciliación que no vayan dirigidas únicamente a mujeres, pues esto solo sirve para perpetuar el papel femenino tradicional de cuidadora. El derecho de conciliación es un derecho de hombres y mujeres, por igual.
  • El Gobierno, por su parte, debe apoyar a estas empresas que realmente lo están haciendo bien a través de ayudas fiscales o de la contratación pública. Y a todo esto, debemos sumar una educación hacia nuestras generaciones jóvenes con valores como la igualdad, la corresponsabilidad y la conciliación.

Ya son muchas las empresas que han recibido este certificado. En esta ocasión, desde las fundaciones y con la presencia de Doña Mercedes Pescador, Patrona de la Fundación para la Diversidad y D. Ignacio Solá, Director General para la Igualdad de Trato y Diversidad, entregamos estos reconocimientos a las siguientes organizaciones que están mejorando la calidad de vida de nuestra sociedad: ALTRAN INNOVACIÓN, S.L., Bankia, Carat, S.A.U., Dentsu Aegis Network, S.L.U., Grupo Cajamar, Grupo Thales España, ManpowerGroup y RENTOKIL INITIAL ESPAÑA S.A.

Entrevista en Alianza 2030 junto con Juan Suances

Hace unas semanas tuve el placer de asistir a una entrevista junto con Juan Suances, vicepresidente de ADiReLab, en los estudios de Radio Nacional de España (RNE) para el programa Alianza 2030, dirigido por Laura Prieto.

Uno de los temas que tratamos fue el acuerdo de colaboración entre ambas entidades. Gracias a este, tanto los asociados de ADiReLab como sus familiares pueden disfrutar del Plan Alares 360. En palabras de Juan Suances: “Con este acuerdo queremos que los responsables de Relaciones Laborales entiendan que la conciliación está a su disposición para ayudarles. El Plan 360 les ayuda a ser más felices y a cultivar cosas que cada vez importan más. Se está mostrando un alto interés por usarlo y aplicarlo a sus propias organizaciones”.

Por otro lado, Juan Suances expuso la idea principal del III Congreso Anual de la Asociación de Directivos de Relaciones Laborales (ADiReLab), celebrado en el mes de noviembre del año pasado: “Es muy difícil tener un estatuto del trabajador en el S.XXI, porque primero es importante encontrar un equilibrio entre flexibilidad y rigidez”.

Posteriormente comenté las conclusiones del estudio “Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”, elaborado por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE y Alares, y presentado el pasado mes de febrero. Entre ellas, me gustaría destacar que en los últimos 10 años se ha avanzado mucho en el terreno de la conciliación y se están implementando muchas medidas en las empresas, pero aún queda bastante por hacer.

Para concluir quiero recordaros que está abierto el plazo de inscripciones a los Premios Nacionales Alares 2019, unos galardones que celebran su XIII edición de los premios a la Conciliación de la vida Familiar y Laboral y a la Responsabilidad Social y la VIII edición de los premios a la Excelencia en Prevención de Riesgos Laborales destinada a las Personas con Discapacidad.

Para escuchar la entrevista completa haz clic en este enlace.

Nominado a persona + influyente de los RRHH

Los + influyentes de los RRHH es una iniciativa puesta en marcha por RRHHDigital, y este año cumple su sexta edición.

El equipo de RRHHDigital.com selecciona bienalmente a un grupo de finalistas dentro del mundo de los RRHH, entre los que se encuentra mi candidatura. Este año hemos sido escogidos un total de 350, siguiendo los siguientes criterios:

  • Apariciones en medios de comunicación de carácter general.
  • Apariciones en medios de comunicación especializados.
  • Intervenciones en eventos profesionales, seminarios, mesas de debate, ponencias, etc.
  • Aportaciones editoriales o técnicas en medios de comunicación especializados.
  • Implantación de buenas prácticas empresariales en materia de recursos humanos.
  • Implantación de políticas socialmente responsables en materia de recursos humanos.
  • Creación, propuesta o implantación de medidas que generen empleo en España.
  • Otros reconocimientos o logros profesionales obtenidos.

Tras ello, como en cada edición, son los lectores los que mediante la elección de sus candidatos favoritos determinan quienes serán los homenajeados. En cada edición se otorga a 10 personas, entregando una distinción especial al más votado. El día de la gala, que se celebra este mes de marzo, se desvelarán los nombres de los 50 profesionales más influyentes de los Recursos Humanos.

Consulta el listado de los 100 ‘más influyentes en RRHH’

Solo el 14% de los trabajadores madrileños trabajan en un entorno laboral que favorece sistemáticamente la conciliación

El pasado 13 de febrero tuve la oportunidad de presentar en nombre de Alares y junto a la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid y la Escuela de Negocios IESE las conclusiones del estudio “Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”.

A continuación, me gustaría compartir con vosotros algunas de las más importantes. Cabe destacar que todos los datos son reales y han sido extraídos del propio informe. 

Las tres dimensiones de Responsabilidad Familiar Corporativa (RFC) que analiza son: las políticas formales, el apoyo del supervisor y la cultura corporativa.

En cuanto a las políticas formales, estas son insuficientes. Las medidas de flexibilidad más comunes en las empresas madrileñas son el horario laboral flexible, al que tienen acceso 6 de cada 10 empleados, el trabajo a tiempo parcial, del que pueden hacer uso el 50% de mujeres y el 54% de hombres y el teletrabajo, aunque este último todavía no está al alcance de la mayoría de personas (29% de mujeres y 38% de hombres).

Respecto a las políticas de apoyo familiar, los trabajadores madrileños echan en falta permisos de paternidad y maternidad más amplios, subsidios para el cuidado de hijos o personas dependientes y servicios de guardería en el centro de trabajo.

Además, existe una gran falta de información sobre las medidas que la organización pone a disposición de sus colaboradores.

En cuanto al apoyo de los supervisores, los trabajadores perciben un apoyo emocional alto pero instrumental bajo cuando el líder es hombre, y no se le considera un modelo a seguir en términos de conciliación. En cambio, cuando el rol de responsable lo ejerce una mujer, los colaboradores ven positivamente su liderazgo en apoyo, en modelo de conciliación y en cuanto a gestión de políticas de RFC.

En la aplicación de políticas de RFC, 4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las políticas de RFC puede penalizar su desarrollo en la empresa. Además, el 40% de mujeres y el 25% de hombres creen que hacer uso de excedencias para cuidar a los hijos puede ser mal visto por sus compañeros. También apunta que el 32% de hombres y 47% de mujeres siente que la empresa les presiona para trabajar más allá de lo establecido o se espera de ellos/as que antepongan el trabajo a la familia.

El estudio también recoge que hay cuatro categorías de entornos laborales según apoyen más o menos el equilibrio entre la vida personal y familiar de los empleados: enriquecedor, favorable, desfavorable y contaminante.

El 61% de los trabajadores madrileños está insatisfecho/a con su entorno de trabajo, muy por encima del 51% que arroja esta misma encuesta a nivel mundial: el 34% define su ambiente laboral como desfavorable y el 27% afirma que trabaja en entorno contaminante, que entorpece sistemáticamente la conciliación. Solo el 14% afirma trabajar en un entorno laboral que favorece sistemáticamente la conciliación siendo, aun así, un porcentaje inferior a la media del resto de países, situada en un 18%.

En cuanto a los costes económicos, personales y sociales, el informe confirma que la ausencia de compromiso real con la conciliación conlleva menor eficiencia y mayores costes administrativos y de contratación, mientras que las empresas sensibles con este tema son percibidas como más justas y comprometidas con la igualdad de oportunidades.

Es tan importante ofrecer a los empleados medidas de conciliación, como que puedan ser aplicadas de forma efectiva gracias a una actitud receptiva por parte de los líderes empresariales y a una cultura organizativa propicia a la conciliación.

Descarga Estudio Responsabilidad Social Corporativa

Descarga Resumen Ejecutivo del Estudio Responsabilidad Familiar Corporativa