Más Crecimiento Empresarial con Más Conciliación Trabajo-Familia de Empleados

Siempre estamos hablando de la enorme capacidad de productividad y competitividad de países como Noruega, Suecia, Dinamarca, Holanda… ¿Pero, de dónde viene esta ventaja? y ¿por qué no logramos estar en este club tan selecto?. Desde este post me atrevo a decir, y estoy 100% convencido de ello, que una de las respuestas a estas cuestiones está en la muy fuerte preocupación por sus Empleados y, más concretamente, en los programas asistenciales para la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar de todos ellos y sus familias.

El tejido empresarial español cuenta con un enorme potencial humano, pero no es capaz de aumentar su productividad, disminuir el absentismo, retener y atraer a los mejores (sin un esfuerzo económico desmesurado), conseguir su implicación en el negocio u obtener lo mejor de cada uno de ellos. Y es que los programas asistenciales de Conciliación trabajo-Familia, como «sueldo emocional», está enormemente valorado por el empleado cuando lo conoce, que además de ayudarle a crecer profesionalmente, quiere tener disponibilidad de servicios para cubrir sus necesidades personales y las de su familia mientras él trabaja. Según un estudio del IESE (de la Universidad de Navarra), las empresas que concilian, aumentan su productividad, nada más u nada menos, en un 20%. Y estas medidas son de las más fáciles de implementar y de muy bajo coste cuando elegimos adecuadamente al proveedor especializado adecuado. Empresas como ALARES SOCIAL Centro Especial de Empleo (CEE) proveen de estos servicios a las principales compañías españolas líderes en su sector y más productivas, con la ventaja adicional de que al comprar estos servicios a Alares CEE, el valor de la compra le puede computar como «Medida Alternativa» para cumplir con la  Ley sobre Discapacidad (LISMI): dos objetivos en uno. Además, con medidas de Conciliación Trabajo-Familia como las que Alares ofrece a las organizaciones, los estudios dicen también que las mismas son capaces de aumentar el nivel de compromiso de los empleados en un 95%, lo que quiere decir que su potencial profesional será mayor y por lo tanto, ayudará a la empresa a ser más rentables, competitivas y diferentes. No debemos olvidarnos que alrededor del 50% del absentismo está demostrado proviene de problemáticas familiares, y estos programas atacan frontalmente este problema.

El reto que proponemos a todos nuestros lectores es que analicen sus necesidades, sus carencias y sus debilidades  en el campo de la productividad, el absentismo, su posicionamiento respecto a su competencia y la disponibilidad interna del mejor talento y su compromiso, y verán que en muchos de estos factores podrían mejorar con creces si contaran con medidas de conciliación de la vida familiar y personal adecuadas. Infórmese en Alares de los contenidos y posibilidades de este programa y de las experiencias prácticas y resultados de algunas de sus empresas clientes en distintos sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *