Solo el 14% de los trabajadores madrileños trabajan en un entorno laboral que favorece sistemáticamente la conciliación

El pasado 13 de febrero tuve la oportunidad de presentar en nombre de Alares y junto a la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid y la Escuela de Negocios IESE las conclusiones del estudio “Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”.

A continuación, me gustaría compartir con vosotros algunas de las más importantes. Cabe destacar que todos los datos son reales y han sido extraídos del propio informe. 

Las tres dimensiones de Responsabilidad Familiar Corporativa (RFC) que analiza son: las políticas formales, el apoyo del supervisor y la cultura corporativa.

En cuanto a las políticas formales, estas son insuficientes. Las medidas de flexibilidad más comunes en las empresas madrileñas son el horario laboral flexible, al que tienen acceso 6 de cada 10 empleados, el trabajo a tiempo parcial, del que pueden hacer uso el 50% de mujeres y el 54% de hombres y el teletrabajo, aunque este último todavía no está al alcance de la mayoría de personas (29% de mujeres y 38% de hombres).

Respecto a las políticas de apoyo familiar, los trabajadores madrileños echan en falta permisos de paternidad y maternidad más amplios, subsidios para el cuidado de hijos o personas dependientes y servicios de guardería en el centro de trabajo.

Además, existe una gran falta de información sobre las medidas que la organización pone a disposición de sus colaboradores.

En cuanto al apoyo de los supervisores, los trabajadores perciben un apoyo emocional alto pero instrumental bajo cuando el líder es hombre, y no se le considera un modelo a seguir en términos de conciliación. En cambio, cuando el rol de responsable lo ejerce una mujer, los colaboradores ven positivamente su liderazgo en apoyo, en modelo de conciliación y en cuanto a gestión de políticas de RFC.

En la aplicación de políticas de RFC, 4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las políticas de RFC puede penalizar su desarrollo en la empresa. Además, el 40% de mujeres y el 25% de hombres creen que hacer uso de excedencias para cuidar a los hijos puede ser mal visto por sus compañeros. También apunta que el 32% de hombres y 47% de mujeres siente que la empresa les presiona para trabajar más allá de lo establecido o se espera de ellos/as que antepongan el trabajo a la familia.

El estudio también recoge que hay cuatro categorías de entornos laborales según apoyen más o menos el equilibrio entre la vida personal y familiar de los empleados: enriquecedor, favorable, desfavorable y contaminante.

El 61% de los trabajadores madrileños está insatisfecho/a con su entorno de trabajo, muy por encima del 51% que arroja esta misma encuesta a nivel mundial: el 34% define su ambiente laboral como desfavorable y el 27% afirma que trabaja en entorno contaminante, que entorpece sistemáticamente la conciliación. Solo el 14% afirma trabajar en un entorno laboral que favorece sistemáticamente la conciliación siendo, aun así, un porcentaje inferior a la media del resto de países, situada en un 18%.

En cuanto a los costes económicos, personales y sociales, el informe confirma que la ausencia de compromiso real con la conciliación conlleva menor eficiencia y mayores costes administrativos y de contratación, mientras que las empresas sensibles con este tema son percibidas como más justas y comprometidas con la igualdad de oportunidades.

Es tan importante ofrecer a los empleados medidas de conciliación, como que puedan ser aplicadas de forma efectiva gracias a una actitud receptiva por parte de los líderes empresariales y a una cultura organizativa propicia a la conciliación.

Descarga Estudio Responsabilidad Social Corporativa

Descarga Resumen Ejecutivo del Estudio Responsabilidad Familiar Corporativa

Premios Nacionales Alares 2017

Queridos amigos,

Ya son 11 años los que La Fundación Alares lleva reconociendo las mejores prácticas en materia de Conciliación y Responsabilidad Social y, desde aquí, os animo a presentar vuestras candidaturas hasta el 14 de abril de 2017.

img-premios

Un año más, La Fundación Alares presenta sus Premios Nacionales Alares, unos galardones que este año celebran su undécima edición, y que han conseguido ser un referente nacional en materia de Conciliación. Las candidaturas presentadas por las pymes, que representan el 99% del tejido empresarial español, han experimentado un crecimiento de un 32 %, en lo que respecta a la primera edición de los Premios, lo que se traduce en un compromiso, cada vez mayor, por las Políticas de Conciliación y la Responsabilidad Social en sus organizaciones.

En lo que respecta a los sectores, Servicios sigue liderando con un 29% en cuanto a aplicabilidad de medidas de conciliación se refiere, siguiéndole de cerca las consultoras, el sector energético y el financiero.

En definitiva, la labor que hacen diferentes instituciones, empresas, agentes sociales, directivos, profesores, investigadores y medios de comunicación a favor de la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar, y a la Responsabilidad Social, es clave para ser líderes en un entorno cambiante, que cuenta con una competencia feroz, donde la retención del talento, el compromiso de nuestros empleados, el aumento de la productividad y la disminución del absentismo se configuran como elementos fundamentales para el éxito y supervivencia empresarial.

Por este motivo, y porque los programas de conciliación son necesarios para favorecer la gestión de la diversidad de los equipos de trabajo, algo que  las organizaciones no deben obviar,  desde Fundación Alares, queremos dar visibilidad a todas estas prácticas, por lo que animamos a todas las empresas, instituciones, iniciativas de la sociedad civil, directivos, medios de comunicación, programas audiovisuales, proyectos de innovación y ensayo, universidades, escuelas de negocio, profesores e investigadores a que nos envíen sus propuestas hasta el 14 de abril de 2017, fecha en la que finaliza el plazo para presentar las mismas. La Gala de entrega, donde se desvelarán los premiados, se celebrará a lo largo del mes de Junio.

Bases de la convocatoria

Inscripción

Palmares de los Premios Nacionales Alares 2016

El país crece gracias a los empresarios

“Cuando apuestas fuertemente por algo e insistes, al final lo consigues”

Creo que hay una mala imagen de los empresarios. La gente no se da cuenta de que el país se desarrolla, crece y crea empleo gracias a ellos, al riesgo que asumen. El miedo es necesario, pero también hay que tener capacidad para afrontarlo y tirar para adelante. Está es una de mis reflexiones, las cuales, desde aquí, os animo a leer al completo en mi entrevista en el periódico Expansión.

Debemos contribuir a mejorar el mundo en el que vivimos

Uno de los principales problemas que tienen las empresas es el absentismo, que afecta directamente a la productividad. Más del  50% del absentismo se debe a temas familiares. Y si se ayuda a los empleados, ese absentismo disminuye y los resultados de la compañía mejoran.  En definitiva, se trata de corresponder al compromiso que tiene el empleado con la empresa con un salario emocional en servicios de atención para él y sus familiares: cuidado físico en caso de enfermedad, fisioterapeuta, acompañamiento a familiares enfermos, profesor particular para sus hijos, psicólogos, médicos, abogados, teleasistencia para familiares dependientes, servicios domésticos, ayuda en la gestión de su diversión y su ocio, y, en general, servicios que ayuden a atender al empleado y lo que más le importa, su familia. Son servicios que muchísimas empresas ofrecen a sus empleados , porque cuando éstas, están comprometidas con ellos, ven que los resultados, a nivel de implicación, compromiso con la empresa y productividad son mejores. A fin de cuentas, no es un gasto, sino una inversión , que hace a las empresas más competitivas frente al resto.

Entrevista en la revista Olé Working Mother