Entrevista en Alianza 2030 junto con Juan Suances

Hace unas semanas tuve el placer de asistir a una entrevista junto con Juan Suances, vicepresidente de ADiReLab, en los estudios de Radio Nacional de España (RNE) para el programa Alianza 2030, dirigido por Laura Prieto.

Uno de los temas que tratamos fue el acuerdo de colaboración entre ambas entidades. Gracias a este, tanto los asociados de ADiReLab como sus familiares pueden disfrutar del Plan Alares 360. En palabras de Juan Suances: “Con este acuerdo queremos que los responsables de Relaciones Laborales entiendan que la conciliación está a su disposición para ayudarles. El Plan 360 les ayuda a ser más felices y a cultivar cosas que cada vez importan más. Se está mostrando un alto interés por usarlo y aplicarlo a sus propias organizaciones”.

Por otro lado, Juan Suances expuso la idea principal del III Congreso Anual de la Asociación de Directivos de Relaciones Laborales (ADiReLab), celebrado en el mes de noviembre del año pasado: “Es muy difícil tener un estatuto del trabajador en el S.XXI, porque primero es importante encontrar un equilibrio entre flexibilidad y rigidez”.

Posteriormente comenté las conclusiones del estudio “Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”, elaborado por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE y Alares, y presentado el pasado mes de febrero. Entre ellas, me gustaría destacar que en los últimos 10 años se ha avanzado mucho en el terreno de la conciliación y se están implementando muchas medidas en las empresas, pero aún queda bastante por hacer.

Para concluir quiero recordaros que está abierto el plazo de inscripciones a los Premios Nacionales Alares 2019, unos galardones que celebran su XIII edición de los premios a la Conciliación de la vida Familiar y Laboral y a la Responsabilidad Social y la VIII edición de los premios a la Excelencia en Prevención de Riesgos Laborales destinada a las Personas con Discapacidad.

Para escuchar la entrevista completa haz clic en este enlace.

Solo el 14% de los trabajadores madrileños trabajan en un entorno laboral que favorece sistemáticamente la conciliación

El pasado 13 de febrero tuve la oportunidad de presentar en nombre de Alares y junto a la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid y la Escuela de Negocios IESE las conclusiones del estudio “Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”.

A continuación, me gustaría compartir con vosotros algunas de las más importantes. Cabe destacar que todos los datos son reales y han sido extraídos del propio informe. 

Las tres dimensiones de Responsabilidad Familiar Corporativa (RFC) que analiza son: las políticas formales, el apoyo del supervisor y la cultura corporativa.

En cuanto a las políticas formales, estas son insuficientes. Las medidas de flexibilidad más comunes en las empresas madrileñas son el horario laboral flexible, al que tienen acceso 6 de cada 10 empleados, el trabajo a tiempo parcial, del que pueden hacer uso el 50% de mujeres y el 54% de hombres y el teletrabajo, aunque este último todavía no está al alcance de la mayoría de personas (29% de mujeres y 38% de hombres).

Respecto a las políticas de apoyo familiar, los trabajadores madrileños echan en falta permisos de paternidad y maternidad más amplios, subsidios para el cuidado de hijos o personas dependientes y servicios de guardería en el centro de trabajo.

Además, existe una gran falta de información sobre las medidas que la organización pone a disposición de sus colaboradores.

En cuanto al apoyo de los supervisores, los trabajadores perciben un apoyo emocional alto pero instrumental bajo cuando el líder es hombre, y no se le considera un modelo a seguir en términos de conciliación. En cambio, cuando el rol de responsable lo ejerce una mujer, los colaboradores ven positivamente su liderazgo en apoyo, en modelo de conciliación y en cuanto a gestión de políticas de RFC.

En la aplicación de políticas de RFC, 4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las políticas de RFC puede penalizar su desarrollo en la empresa. Además, el 40% de mujeres y el 25% de hombres creen que hacer uso de excedencias para cuidar a los hijos puede ser mal visto por sus compañeros. También apunta que el 32% de hombres y 47% de mujeres siente que la empresa les presiona para trabajar más allá de lo establecido o se espera de ellos/as que antepongan el trabajo a la familia.

El estudio también recoge que hay cuatro categorías de entornos laborales según apoyen más o menos el equilibrio entre la vida personal y familiar de los empleados: enriquecedor, favorable, desfavorable y contaminante.

El 61% de los trabajadores madrileños está insatisfecho/a con su entorno de trabajo, muy por encima del 51% que arroja esta misma encuesta a nivel mundial: el 34% define su ambiente laboral como desfavorable y el 27% afirma que trabaja en entorno contaminante, que entorpece sistemáticamente la conciliación. Solo el 14% afirma trabajar en un entorno laboral que favorece sistemáticamente la conciliación siendo, aun así, un porcentaje inferior a la media del resto de países, situada en un 18%.

En cuanto a los costes económicos, personales y sociales, el informe confirma que la ausencia de compromiso real con la conciliación conlleva menor eficiencia y mayores costes administrativos y de contratación, mientras que las empresas sensibles con este tema son percibidas como más justas y comprometidas con la igualdad de oportunidades.

Es tan importante ofrecer a los empleados medidas de conciliación, como que puedan ser aplicadas de forma efectiva gracias a una actitud receptiva por parte de los líderes empresariales y a una cultura organizativa propicia a la conciliación.

Descarga Estudio Responsabilidad Social Corporativa

Descarga Resumen Ejecutivo del Estudio Responsabilidad Familiar Corporativa