10 años de la Fundación para la Diversidad

Como Presidente de Honor de la Fundación para la Diversidad, me gustaría reconocer el gran esfuerzo diario de cada uno de sus miembros por seguir progresando en materia de diversidad y por conseguir, poco a poco, que convivamos en un entorno de respeto y no discriminación.

Este año es su décimo aniversario. Es la entidad pionera en gestión de la diversidad e inclusión en España. Comenzó su andadura en 2009, cuando en nuestro país se trabajaban casi exclusivamente las dimensiones de género o discapacidad, y no desde un enfoque transversal que tuviera también en cuenta la edad, orientación sexual, origen, religión, etc.

Desde sus inicios, su principal objetivo ha sido promover la no discriminación y, por ende, la inclusión de personas con culturas y perfiles diversos. En estos 10 años ha querido transmitir que la gestión de la diversidad es necesaria, ya que aporta riqueza en innovación, competitividad y eficiencia.

Ya en su primer año de actividad contó con un gran apoyo: 202 empresas se sumaron a la iniciativa del Charter de la Diversidad, carta de compromiso de carácter voluntario que defiende los principios de igualdad, respeto, inclusión y no discriminación. Esta iniciativa se lanzó por el Instituto Europeo de Gestión de la Diversidad y la Fundación Alares, con el apoyo del Ministerio de Igualdad de Oportunidades de España.

Actualmente hay un total de 936 firmantes que perseveran por conseguir entornos laborales más justos e igualitarios, donde la diversidad forma una pieza fundamental.

Estas más de 900 empresas representan a 550.000 trabajadores. La mayoría son pequeñas y medianas, que tienen interiorizada la cultura de diversidad con independencia del tamaño de su organización. Por tanto, una vez que lo firman, se lo comunican a todo el entorno de la empresa con el objetivo de compartir los mismos principios, potenciar la calidad de vida y mejorar el trabajo de las personas.

Si hacemos la estimación por comunidades, las que cuentan con más empresas firmantes son la Comunidad de Madrid y Cataluña, donde más actividad tiene la Fundación. Sin duda uno de los retos a futuro de la Fundación es implantar el Charter de la Diversidad en todos los rincones del territorio nacional.

1 de cada 3 empresas firmantes del Charter conocen a la Fundación a través de otras empresas e instituciones, dato que es muy relevante debido a que muestra que la entidad cumple un papel satisfactorio y de orgullo para muchas de las organizaciones.

En una encuesta que lanzamos en 2018, algunas empresas firmantes del Charter valoraron las actividades de la Fundación, y el análisis desveló que el 76 % consideraba que los estudios que publica son de gran utilidad. Un 65 % afirmaba que las jornadas y actos de la Fundación fueron muy útiles.

Por otro lado, el 60 % declaraba que ser firmante del Charter les ayuda a sensibilizar a sus empleados, clientes y proveedores en materia de igualdad en el empleo y un 53 % que contribuye a mejorar sus conocimientos en gestión de la diversidad.

En el año 2016, de las empresas firmantes encuestadas, tan solo el 10 % afirmaban haber implementado un Plan de inclusión laboral. En 2018 hemos visto una tendencia al alza, ya que la cifra asciende a 27 %. Otro dato impactante es que, en el 2016, el 20 % afirmaba hacer uso de la práctica del currículo ciego, mientras que en 2018 ya un 31 % lo llevaba a cabo. Por último, señalar que de las empresas encuestadas el año pasado, un 80% ha impartido algún tipo de formación específica en la materia a sus plantillas o a parte de éstas, actividad que es esencial para que toda la organización reme en la misma dirección.

Además, cabe destacar que en el año 2018 se incrementó el porcentaje de mujeres contratadas en las plantillas de las empresas ocupando un 40 %, un 70 % incluye la gestión de la diversidad en la misión de su empresa, el 60 % de las empresas realizan actividades que favorecen a colectivos en riesgo de exclusión y el control sobre la posible comisión de actos discriminatorios se realiza en un 80 % por medio de canales de comunicación a los empleados y comités de igualdad, entre otras medidas que ya se están implantando.

En general, las grandes empresas tienen un 18 % de personas extranjeras contratadas, un 0,05 % de personas con discapacidad y el 39 % son mujeres frente al 61 % de hombres.

Por otro lado, en las pymes hay un promedio del 3 % de personas extranjeras, un 4 % de personas con discapacidad y un 51 % de mujeres, frente al 49 % de hombres.

Fundación para la Diversidad también forma parte de la Plataforma Europea de los Charteres, creada en el año 2010, donde intercambia experiencias y buenas prácticas con otros países de la Unión Europea y asiste a reuniones, seminarios, y congresos sobre diversidad. A día de hoy son 24 países los que han implantado el Charter, faltando solamente Chipre, Malta y el Reino Unido en sumarse a esta iniciativa europea.

Los Charteres más grandes son los de Francia, con 3800 empresas, Alemania, con 3010 empresas y España, con 930 empresas. Conocer este dato anima a la Fundación a seguir haciendo las cosas correctamente, ya que el número de organizaciones adscritas en relación con otros países es bastante positivo.

El patronato está formado por: María Eugenia Girón Dávila, Presidente desde 2015, Javier Benavente Barrón, Presidente de Honor y Vicepresidente, y los Patronos Mar Aguilera, Enrique Arce, Jorge Cagigas Villalba, Xavier López, Mercedes Pescador, Maravillas Rojo, Enrique Sarasola, Francisco Vañó y Eduardo Vizcaíno y de Sas.

Los Negocios de la Felicidad Personal y la Competitividad Empresarial

El desarrollo del Sector de Servicios a las Personas: Un desafío estratégico para España

Cuando escribo estas líneas la sociedad española vive un momento de incertidumbre sobre si podrá o no mantener los ritmos de crecimiento económico que se han vivido en los últimos años. Y vive, también, un momento lleno de expectativas de cómo se organizará, para afrontar los retos de solidaridad social y desarrollo de servicios personales que requiere una sociedad avanzada. Que envejece y se rejuvenece a la vez. El final del Siglo XX e inicio del XXI concide con un cambio drástico del modelo de familia tradicional al incorporarse, por pirmiera vez en la historia, la mujer masivamente al mercado laboral, en un momento donde la familia requiere más atenciones que nunca por el necesario incremento de la natalidad y el crecimiento de la póblación mayor motivado por los grandes avances en los cuidados de la salud y la sanidad.

Y para hacer frente a ello de forma sostenible, se hace imprescindible el desarrollo de nuevas actividades empresariales que satisfagan las nuevas necesidades, el desarrollo de nuevos productos y servicios de alto valor añadido y el invremento de la productividad y competitividad empresarial de todos a niveles desconocidos hasta la actualidad, para hacer frente, además, al vertiginoso crecimiento de la población y a los nuevos retos sociales y de calidad de vida demandada por los ciudadanos en una sociedad, como la española, que en muy pocos años hemos entrado en el reducido grupo de las más desarrolladas y deseamos no solo mantener sino incluso incrementar dicha calidad de vida. Pero además somo ambiciosos en este empeño y a la vez queremos ser solidarios con otras gentes y paises que no han tenido la fortuna de los que hoy vivimos en España. 

Sigue leyendo Los Negocios de la Felicidad Personal y la Competitividad Empresarial